Cómo cambiar de nombre de dominio sin perder ranking (I)

GLOBAL SEO S.L.U
Por GLOBAL SEO S.L.U febrero 12, 2015

Cómo cambiar de nombre de dominio sin perder ranking

Cómo cambiar de nombre de dominio sin perder ranking (I)

Cambiar el nombre de dominio de una página web puede afectar gravemente al SEO y las visitas orgánicas, de modo que generalmente se desaconseja hacerlo desde una perspectiva de posicionamiento en buscadores. Esto se debe a que cada nombre de dominio se relaciona con una serie de métricas, características y, sobre todo, por los enlaces. Con esta pequeña guía vamos a ver cuáles son los principales riesgos de transferir un dominio antiguo a uno nuevo y ver en detalle qué pasos se deben tomar para minimizar al máximo las pérdidas de tráfico en buscadores.

Antes de empezar

Antes de comenzar queremos avisar de que se requiere un conocimiento básico de tecnologías web y estos cambios pueden afectar de manera significativa el SEO de una página. Si no se está muy seguro de lo que se va a hacer, es mejor desistir de realizar cualquier cambio.

1. Comprar un nuevo dominio o hacerse con uno antiguo

Lo primero que hay que hacer es comprar un nuevo dominio. Esto es relativamente sencillo, ya que incluso nuestro propio proveedor de alojamiento web suele tener un apartado específico para la compra o transferencia de estos, como es el caso de Hostgator.

Si nos decidimos por comprar un dominio usado, debemos estar muy seguros de que no tiene ninguna penalización por parte de los buscadores. Hay que hacer algo de investigación siobre su historia, quienes han sido los propietarios anteriores, mirar si hay alguna página indexadas en algún buscador, etc. Utilizar las herramientas para webmasters nos puede ayudar a ver si se ha recibido alguna advertencia sobre el sitio. En caso de que por alguna razón esté penalizado, tal vez sea mejor solicitar una reconsideración antes de proceder al cambio de nombre.

2. Poner una portada de “en construcción”

Si se pone en marcha el dominio, aunque solamente sea con una página en la que se muestre que el sitio estará disponible próximamente, un tiempo antes de cambiarnos, los motores de búsqueda pueden empezar a rastrear e indexar el sitio. Es importante tener en cuenta que los principales buscadores intentan detectar los dominios parados usando diferentes clasificadores.

Si ponemos en la página algunos contenidos indicando que este será el nuevo espacio en el que estará nuestra web, estaremos indicando a los motores de búsqueda que no se trata de un sitio vacío ni inactivo.

3. Transferir partes menores de la web (opcional)

Si por cualquier causa no nos es posible hacer una transferencia completa del sitio a su nueva ubicación, es posible mover algunos segmentos más pequeños, como un subdominio para comprobar si se realiza la transferencia de modo correcto. Si después de un tiempo vemos que el ranking no se ha visto afectado de manera muy seria, podemos proceder a mover toda la página.

También se puede hacer lo mismo si se quieren fusionar varios sitios en una misma web. Se puede empezar por el que menos tráfico recibe e ir centrándose después en los demás.

Aunque se trata de un paso opcional, de cara al SEO es muy recomendable.

4. Cargar los contenidos

Lo siguiente es subir las páginas, imágenes y archivos de un sitio a otro. Si hemos cambiado algo de la estructura o las carpetas en la nueva página, debemos tomar muy buena nota de todo, ya que en el paso siguiente tenemos que poder asignar las direcciones de las páginas antiguas a las nuevas.

5. Reorientar las páginas antiguas a la ubicación de las nuevas

Una vez que se ha subido el contenido de la nueva web, hay que redireccionarlo todo desde el dominio antiguo al nuevo. Hay que tener en cuenta que esto se hace a nivel de página, de modo que cada una de las páginas de la web anterior debe redirigir a la ubicación exacta del dominio nuevo. Hay que asignar cada una de ellas a la URL correcta y no limitarnos a redirigirlo todo a la página de inicio nueva.

Se recomienda utilizar redirecionamientos 301, ya que de este modo se transfiere a la nueva página web la mayoría de las estadísticas, métricas y características como la Autoridad, enlaces, datos de anchor text, etc. No obstante, si el plan es deshacer en el futuro estos cambios debemos usar un redireccionamiento 302, aunque en este caso ninguno de estos factores se transferirán.

Ya tenemos nuestra página web en su nuevo hogar, ahora es el momento de trabajar para que la pérdida de nivel SEO sea la menor posible. Esto se atenderá en la próxima entrega de este mini-curso.

GLOBAL SEO S.L.U
Por GLOBAL SEO S.L.U febrero 12, 2015