Redes sociales. ¿Hay que estar en todas?

GLOBAL SEO S.L.U
Por GLOBAL SEO S.L.U enero 7, 2015

Redes sociales

Ya sabemos que la presencia en Internet es importante para promocionar nuestros contenidos, bien sean de nuestro blog, nuestra página web o nuestros productos. Una de las alternativas más valoradas y con mayor potencial en al actualidad son las redes sociales, pues gracias a ellas contamos con un amplio catálogo de oportunidades que nos pone frente a los demás y nos permite llegar a nuestro público. Sus puntos a favor son muy claros, pues nos promocionamos y le decimos al posible cliente lo que le ofrecemos, lo cual nos beneficia directamente a nivel de marca y comunicación.

Esto ha llevado a muchas empresas a pensar que se necesita estar en todas las redes sociales posibles, o al menos en todas las más importantes, pues la teoría es que al estar presentes en todas estas se amplía el espectro de usuarios que nos ven, pero esto no solo no es real, sino que además puede convertirse en contraproducente.

Cada red social tiene su mercado

Esto es un hecho. Cada red social atrae a un tipo de persona diferente, en especial las redes sociales que se especializan en un tema o un tipo de contenido, como por ejemplo Instagram o Pinterest, que se centran en las imágenes, o Youtube, que tiene el vídeo como su razón de ser.

Por ejemplo, abrir un perfil en Linkedin puede ser positivo para una empresa que quiere hacer contactos comerciales o encontrar personal, pero no tiene sentido si lo que se busca es vender un producto de consumo general. Se trata de una red social, pero su fin no es el de servir como tablón de anuncios para vender zapatos, sino poner en contacto a las empresas que los venden con distribuidores, por ejemplo.

Incluso las redes sociales más generalistas, como pueden ser Facebook, Twitter o Google+, deben ser tenidas en cuenta siempre con las ideas claras. A pesar de que el público que hay en estas es muy diverso, es importante ajustarnos a una línea temática y definir el tipo de público al que queremos atraer. Además, incluso estas redes tienen algunos aspectos que determinan el tipo de mensajes que compartir en ellas.

Todos los contenidos no funcionan en todas las redes sociales

Si tenemos en cuenta estos factores, llegamos a la conclusión de que todos los temas no funcionan igual en todas las redes sociales. Como ya hemos comentado, si lo tuyo son los zapatos es probable que en tu blog escribas acerca de tendencias, moda y materiales. Por lo tanto, puede que te interese compartir tus contenidos en Facebook explicando un poco de qué va el artículo, o poner una imagen en Instagram. Pero es importante tener en cuenta el tipo de público al que se quiere llegar y el objetivo que se busca alcanzar.

Otro ejemplo es el de una persona que pone en marcha un blog para encontrar trabajo o propuestas de negocio. En este caso sí que sería positivo contar con un perfil en Linkedin y en alguna otra red social para hacer contactos y dar a conocer su experiencia, encontrar empresas, etc.

El peligro de llevar muchas redes sociales

Incluso el mejor Comunity Manager o experto en Social Media debe estar muy capacitado para poder llevar varias cuentas de redes sociales a la vez.

Además de que hay que estar pendiente de actualizar los contenidos y compartirlos, hay que estar muy al tanto de las novedades que surgen dentro de la temática sobre la que se publica, analizar si ya se ha escrito algo parecido en otros medios y si merece la pena publicar el nuestro, responder e interactuar con los usuarios en un intervalo de tiempo que depende de la red social, etc.

Si a esto le sumamos que como norma general, quienes llevan las cuentas de una marca también tienen su propio perfil en las redes sociales, nos podemos encontrar con algunos problemas al equivocarnos publicando comentarios en un perfil cuando tendrían que estar en otro, lo que ha dado lugar a menudo a las denominadas crisis en Social Media, de la que algunas marcas han tardado mucho en recuperarse.

Lo mejor es desarrollar un plan estratégico realista, que abarque solamente las redes sociales que contribuirán al buen funcionamiento de las estrategias de marketing y comunicación, definiendo el tipo de contenido que se va a publicar en cada una, la frecuencia de publicación y hasta el tipo de usuario al que se quiere dirigir con estas.

Entonces, ¿es malo estar en todas las redes sociales?

Tampoco queremos decir eso. Si nuestra estrategia tiene contenido suficiente como para poder abarcar muchas redes sociales, o todas las importantes, no hay nada de malo en contar con una cuenta en cada una de ellas, siempre y cuando se puedan adaptar las publicaciones y los contenidos a las diferentes características que tiene cada red.

En el caso de una empresa, puede que decida contar con varios responsables que se encarguen de atender distintas redes sociales, en lugar de dejarlo todo en manos de una sola persona. Todo dependerá de la estrategia y de los departamentos implicados en ella.

SocialBro.com

GLOBAL SEO S.L.U
Por GLOBAL SEO S.L.U enero 7, 2015